Deseable

domingo, 17 de enero de 2010


Tu sexo es algo tan
Difícil pero tan difícil
De hallar
Que se requieren
Instrucciones:
Tales como untarte los besos
En la boca
Seguir el rumbo apetecible
Hacia el dúo candente de
Tus senos
Resbalarme en tu abdomen
Sumergirme en tu ombligo
Escalar tus muslos indemnes
Perderme en tu locura espesa
Traspasar tu selva púbica
Enredarme en tus aromas
y sabores
Y finalmente; trasbordar
Adusto en la cavidad urgida
De tu sexo

¿Lo ves?
¡Que difícil es hallar
en tu piel algebraica
la placentera sumisión
De mis deseos!.